MOQUEGUA NOTICIAS | MOQUEGUA | SANCHEZ CERRO | PUERTO DE ILO |2014

domingo, 5 de agosto de 2012

Pasto Grande I: la opción de desarrollo que desperdició la agricultura de Moquegua


Proyecto Pasto Grande
MOQUEGUA. Este proyecto le costó al erario nacional S/. 115 millones. Después de 17 años de funcionamiento, no ayudó a potenciar el agro. Predomina el cultivo de alfalfa. Con la segunda etapa anunciada por Humala, este enfoque debe cambiar.

Hace 17 años comenzó a funcionar Pasto Grande, un proyecto que irriga 5,400 hectáreas de terreno agrícola en los valles de Moquegua, Torata y Samegua. 

El principal elemento de esta obra fue la represa edificada cerca a la frontera con Puno, en la zona alta, cuya capacidad de almacenamiento alcanza 200 millones de metros cúbicos (MMC). 

El siguiente paso fue conducir el agua desde la presa hasta la parte baja de la región. Se hicieron canales en diferentes tramos, que derivaban el recurso hídrico a algunos ríos  hasta  llegar a los valles.

 La idea ha sido mejorar la agricultura en los distritos de Torata, Samegua y ampliar la frontera agrícola en los sectores San Antonio, Estuquiña, entre otras zonas.

 Con esta infraestructura hidráulica también se garantizó el abastecimiento del recurso hídrico a las poblaciones de Moquegua e Ilo.

 El 05 de abril de 1995 llegó el agua en gran volumen a Moquegua. 

Después de casi dos décadas de la operación de Pasto Grande, aún no se ha conseguido el desarrollo agrario esperado.

Predominan los  monocultivos 

Según la dirección regional de Agricultura, la región Moquegua cuenta con 13 mil 400 ha de cultivo. El 70% está sembrado de alfalfa para ganado. 

Apenas en el 30% se cultiva productos de panllevar y en menor escala frutas que se colocan en otros departamentos. Es poca la cantidad de paltas que se exporta a Chile. Al incrementar la dotación de agua a zonas irrigadas, con Pasto Grande la frontera agrícola creció en más de mil 900 hectáreas en Estuquiña, Pampas de San Antonio y otras zonas. En éstas se incurrió en el monocultivo, con la siembra de alfalfa en la mayor extensión habilitada.

Para el ex director regional de Agricultura, Ricardo Tapia, tener agua en abundancia no ha sido suficiente para buscar la transformación agraria.

El gran problema de los agricultores ha sido la falta de dinero para modernizarse y optar por cultivos con una rentabilidad mayor.

Producir una hectárea de alfalfa en costos le significa a un agricultor gastar 500 dólares. Sembrar una área similar pero de vid demanda 25 mil dólares, estima el gerente del PEPG, Fredy Zeballos.

 Los programas estatales de crédito no tuvieron éxito por su mal manejo.

 Entre otras dificultades que han estancado el desarrollo agrario se tiene la falta de asociatividad para entrar en la agroexportación, así como que los agricultores agrupen su producción y satisfagan las necesidades de los compradores externos. 

También prolifera la informalidad, se estima que 1,700 agricultores roban el agua derivada de Pasto Grande para sus cultivos. Un comité multisectorial compuesto por autoridades del PEPG, Autoridad Local del Agua (ALA), Junta de Usuarios, entre otras, evalúa si cumplen con el requisito que se ha establecido a través de una resolución ministerial promulgada hace dos años. Para acogerse a esta posibilidad deben de tener 5 años de antigüedad en el labrado de la tierra. 

CLAVES
La construcción de la represa Pasto Grande costó US$ 5 millones, asumida por el gobierno central a través del ministerio de Agricultura y el ex Consejo Transitorio de Administración Regional (ex CTAR). 

 Hasta el momento se han realizado gastos por unos 100 millones de soles en obras físicas, mantenimiento, gastos operativos y administrativos.

Fuente: La República
Infografía: Cristhian Paul Barrenechea Condori

No hay comentarios:

Publicar un comentario